Criptomonedas: ¿Qué son y cómo funcionan?

Antes de tratar de entender sobre Ethereum, ayuda mucho entender primero cómo funciona Internet.

Hoy en día, nuestros datos personales, contraseñas e información financiera están almacenados en gran medida en computadoras de otras personas, en nubes y servidores propiedad de empresas como Amazon, Facebook o Google. Incluso este artículo se almacena en un servidor controlado por una empresa que cobra por guardar estos datos.

Este sistema conviene, ya que estas empresas desplegan equipos de especialistas y recursos para ayudar a almacenar y proteger estos datos.

Pero con esta conveniencia, también hay vulnerabilidades. Como hemos aprendido con el tiempo, un hacker o un gobierno puede obtener acceso no deseado a tus archivos sin tu conocimiento, influyendo o atacando un servicio de terceros, lo que significa que pueden robar, filtrar o cambiar información importante.

Brian Behlendorf, creador del Servidor Web Apache, ha ido tan lejos como para etiquetar este diseño centralizado como el “pecado original” de Internet. Algunos, como Behlendorf, argumentan que Internet siempre fue concebido para ser descentralizado, y han surgido movimientos alrededor del uso de nuevas herramientas para ayudar a lograr este objetivo.

 

Ethereum es una de las tecnologías más nuevas en unirse a este movimiento.

Mientras que Bitcoin pretende competir con PayPal y la banca en línea, ethereum tiene el objetivo de usar una cadena de bloqueos para reemplazar a servicios de terceros en Internet y hacer un seguimiento de los complejos instrumentos financieros online.

La “computadora del mundo”

En pocas palabras, ethereum quiere ser un ‘World Computer’ que descentralizaría – y algunos argumentan, democratizar – el modelo cliente-servidor existente.

Con ethereum, servidores y nubes son reemplazados por miles de los llamados “nodos” dirigidos por voluntarios de todo el mundo, formando así una “computadora mundial”.

La visión es que ethereum permitiría esta misma funcionalidad a la gente en cualquier parte del mundo, permitiéndoles competir para ofrecer servicios encima de esta infraestructura.

Al desplazarte por una tienda de aplicaciones típica, por ejemplo, ves una gran variedad de cuadrados coloridos que representan desde aplicaciones bancarias hasta aplicaciones de mensajería. Estas aplicaciones dependen de empresas u otro servicio de terceros para almacenar la información de tu tarjeta de crédito, el historial de compras y otros datos personales, en algún lugar, generalmente en servidores controlados por terceros.

Por supuesto, tu elección de aplicaciones también se rige por terceros, ya que Apple y Google mantienen, y o en algunos casos censuran, las aplicaciones específicas que uno puede descargar.

Tomemos el ejemplo de un servicio de documentos en línea como Evernote o Google Docs. Ethereum, si todo va según el plan, devolvería el control de los datos en estos tipos de servicios a su propietario y los derechos creativos a su autor.

La idea es que una entidad ya no tendrá control sobre tus documentos y nadie podría prohibir, de repente, el uso la aplicación en sí. Sólo el usuario puede realizar cambios, no cualquier otra entidad.

En teoría, combina el control que la gente tenía sobre su información en el pasado con la información de fácil acceso a la que estamos acostumbrados en la era digital. Cada vez que guarde ediciones, o agregue o elimine notas, cada nodo de la red realiza el cambio.

 

 

Y vale la pena señalar que la idea se ha cumplido con escepticismo.

Aunque las aplicaciones parecen ser posibles, no está claro cuáles resultarán realmente seguras o escalables, y si son tan útiles como las aplicaciones que utilizamos hoy en día.

 

¿Es segura la moneda Ethereum?

Ether es una moneda digital para realizar contratos inteligentes en la red de Ethereum. Al igual que el bitcoin, ningún banco o gobierno controla o emite la red de ethereum y los tokens de ether; por tanto, es una red abierta gestionada por sus usuarios como hemos explicado.

Ethereum se ha implementado en diferentes fases. Las 4 fases planificadas para el crecimiento de la red Ethereum son, en orden: Frontier, Homestead, Metropolis y Serenity. Los clientes de Ethereum Homestead ya no sufren ningún problema tras encontrarse en fase beta durante varios meses sin que se produjese ningún incidente importante. No obstante, Ethereum todavía es una tecnología experimental. Debido a que permite a los programas ejecutarse en una máquina virtual, es posible que algunas cosas todavía funcionen mal, como los contratos inteligentes escritos deficientemente que contienen errores.

¿Por qué debería usar ethereum?

Mientras Bitcoin te permite participar en la red financiera global, mediante ethereum se participa en la red computacional global. Esto se consigue mediante contratos inteligentes, que son scripts de código que se pueden emplear en la cadena de bloques de Ethereum. Aunque los contratos inteligentes todavía son una tecnología muy nueva, disponen de una amplia gama de aplicaciones posibles en muchos ámbitos diferentes, como cadenas de suministro globales, registros médicos, el sistema financiero y posiblemente otros todavía por descubrir.

Sobre el vínculo a otras monedas

El valor de un ethereum no está vinculado ni sujeto al valor de ninguna otra moneda. De forma similar a las acciones bursátiles o las propiedades inmobiliarias, el valor del ethereum está determinado por su compra y venta en el mercado abierto. El precio de un ethereum cambia en tiempo real en función del número de personas que desean comprarlo o venderlo en un momento determinado.

 

El ethereum se comercia a cambio de bitcoins, dólares, euros, yenes y otras monedas en tiempo real las 24 horas del día. En función de la demanda de compra y venta de ethereum, su precio puede fluctuar de un día a otro. Es parecido al modo en que el valor de una acción bursátil o una propiedad inmobiliaria puede subir o bajar en función de la oferta y la demanda. El valor del ethereum puede ser volátil en comparación con monedas tradicionales como el dólar estadounidense, pues se trata de una tecnología emergente con una reserva de liquidez relativamente reducida.

En resumen:

Ethereum funciona de un modo similar a la red Bitcoin en que permite a los usuarios enviar y recibir tokens que representan valor en una red abierta. No obstante, el objetivo principal de Ethereum no es actuar como una moneda, sino el de operar contratos inteligentes sobre una red global.